conflictmgt

Los conflictos surgen de las diferencias, y cuando las personas forman equipos, sus diferencias en términos de poder, valores y actitudes contribuyen a la creación de conflictos. Para evitar las consecuencias negativas que pueden derivarse de los desacuerdos, la mayoría de los métodos de resolución de conflictos hacen hincapié en la importancia de abordar las disputas de forma rápida y abierta. Sin embargo, los conflictos no son forzosamente destructivos. Cuando se gestionan adecuadamente, los conflictos pueden producir beneficios para un equipo.

Manejo de conflictos negativos

Cuando se produce un conflicto negativo, hay cinco métodos aceptados para su manejo: enfoque directo, negociación, aplicación, retirada y de-énfasis (Nelson, 1995). Cada uno puede utilizarse con eficacia en circunstancias diferentes.

  1. Enfoque directo: Este puede ser el mejor enfoque de todos. Se concentra en el líder haciendo frente al problema de manera directa. Aunque el conflicto es incómodo de tratar, lo mejor es fijarse en los problemas de forma objetiva y hacerlos frente tal y como son. Si se utiliza la crítica, debe ser constructiva para sus destinatarios. Este enfoque cuenta con las técnicas de resolución de problemas y normalmente deja a todos con una sensación de haberlo resuelto, ya que los temas se sacan a la luz y se abordan.
  2. Negociación: Esta es una excelente técnica cuando ambas partes tienen ideas sobre una solución y no pueden encontrar un terreno común. A menudo se necesita una tercera parte, como un jefe de equipo, para ayudar a encontrar una solución intermedia. Sin embargo, la solución intermedia implica que ambas partes deben ceder en sus pretensiones y, por lo general, ambas partes acaban igual de descontentas.
  3. Aplicación de las normas del equipo: Si es posible, evite el uso de este método, ya que puede provocar resentimientos hacia el líder y el equipo. Esta técnica se utiliza sólo cuando es obvio que un miembro no quiere jugar en equipo y se niega a trabajar con el resto. Si se tienen que aplicar las normas a una persona, tal vez sea mejor que esa persona busque otro equipo.
  4. Retirada: Utilice este método solo cuando, para empezar, el problema no sea real. Simplemente con evitarlo o rodearlo, un líder a menudo puede retrasarlo lo suficiente para que el individuo se calme. Cuando se utiliza en el entorno adecuado por un líder experimentado, esta técnica puede ayudar a impedir que incidentes menores, que son producto de un mal día de alguien, se conviertan en problemas reales que nunca deberían haber ocurrido.
  5. De-énfasis: Esta es una forma de negociación en la que se hace hincapié en las áreas en las que se está de acuerdo. Cuando las partes se dan cuenta de que hay áreas en las que están de acuerdo, a menudo pueden empezar a moverse en una nueva dirección.next