Groupwork

Para que una persona joven entre en un programa de formación como nini y salga motivado, decidido, seguro y centrado en su futuro tiene que tener una experiencia que le cambie la vida. Esta experiencia no solo debe cambiar su percepción de su mundo, sino también, lo que es más importante, la percepción de sí mismos.

Son muchos los profesionales involucrados en la educación, incluidos maestros, profesores, formadores y tutores, pero la disciplina más adecuada dedicada a cambiar la percepción de los jóvenes de sí mismos es la de un educador juvenil.

 Eso no quiere decir que son las únicas personas que pueden hacer esto o que todos son maestros en el arte, pero es la disciplina que está más centrada en la mejora de la autopercepción por parte de los jóvenes.

Sin embargo, tener las habilidades no es lo mismo que tener un plan. Son demasiados los educadores que tienen dificultades para hacer participar a los ninis; no porque no dispongan de las habilidades, la confianza o la creencia en los jóvenes, sino porque no tienen una metodología adecuada para trabajar con los ninis.

La educación informal puede ser un gran apoyo para los jóvenes que no reciben una educación convencional, una formación o que estén desempleadas y puedan tener problemas de drogas, sexualidad, pandillas, acoso, etc., pero solo si el educador utiliza una metodología eficaz.

Un educador experto con una metodología eficaz ofrece una experiencia de calidad para un joven. Así que antes de explorar esa metodología para ninis, echemos un vistazo a un ejemplo real de lo que sucede si intentamos hacer esto sin una metodología bien meditada.

 

Creación de un entorno

Paso 1: Ofrecer unas actividades atractivas

groupwork

Esta es el primer paso y el más importante y difícil. Si no puede captar la imaginación del grupo que se ha fijado como objetivo, no aparecerán. Si no se presentan, usted, su programa y su organización sobran. Muchos programas fracasan porque se centran en la creación del programa. Debe acertar con esta primera fase. Debe dar el tiempo, el dinero, el personal y los recursos necesarios para garantizar una buena participación.

Si estos jóvenes no participan en una actividad laboral o educativa, sería tonto pensar que estarán interesados en la sociedad. Sienten la misma pasión que otros jóvenes por cosas como el deporte, el cine, la música, la moda, etc. Muchas de las grandes marcas dirigen sus productos con éxito a este grupo de edad. Así que el primer paso es pensar en los ninis como su cliente y presentar su programa de una manera que resulte interesante, emocionante y motivadora.

Para ello, tiene que ser capaz de responder a estas sencillas preguntas:

  1. ¿Qué queremos decir?
  2. ¿A quién queremos decírselo?
  3. ¿Cómo vamos a decirlo?

Por ejemplo:

  1. Qué: Hay un día de puertas abiertas en el centro deportivo.
  2. Quién: Los jóvenes que se juntan en algunos puntos de las calles de la zona.
  3. Cómo: Los educadores juveniles del ayuntamiento y los usuarios actuales se acercarán a los jóvenes de las calles y se asegurarán de que conozcan el programa. Les preguntarán qué les interesa y se asegurarán de que sus intereses estén representados. Vamos a crear folletos atractivos. Vamos a conseguir entrevistas en las radios locales. Preguntaremos a los clubes locales de fútbol y baloncesto si se puede incorporar un jugador. Tendremos personal para ir a las calles y repartir los boletos gratis para una rifa. Etc., etc.

 

Paso 2: Crear el entorno adecuado

Customer Service

Ahora que los jóvenes acuden a su puerta, es fundamental que obtengan instantáneamente un mensaje alto y claro: “Están en el lugar correcto”. Como personas que formamos parte de la sociedad, podemos olvidar fácilmente el obstáculo que puede significar entrar en un área de recepción que no nos resulta familiar, cómo es encontrarse con un adulto que no conocemos y comenzar una conversación, lo preparado que se está para darse la vuelta e irse (que es lo que harán muchos de los jóvenes que tanto le costó ganarse). Recuerde que esto puede ser un simple centro juvenil de la zona, un polideportivo o un centro parroquial, pero es el equivalente a usted o yo entráramos en la Cámara de los Lores por primera vez.

Queremos estar seguros de que nuestros jóvenes sorteen esta barrera con comodidad.

Se incluyen a continuación algunas sugerencias:

  • Asegúrese de que hay un montón de señales que indiquen el camino a su evento.
  • Coloque un grupo de jóvenes a la entrada que den la bienvenida y haga que uno de ellos acompañe a los participantes en su recorrido por la sala.
  • No obligue a firmar a los participantes. Puede que no le guste escribir y que comiencen con una negativa. Su personal puede anotar los nombres de los participantes.
  • Reduzca al mínimo el papeleo.
  • Prepare una sala de espera agradable para los que lleguen temprano. Unas galletas, unas bebidas, unos pasatiempos…

Sea creativo, pero asegurándose de que se sientan bienvenidos y relajados. Trate a cada uno de ellos como un VIP, eso es lo que son para su organización.

 

Paso 3: Establecer relaciones

partners-300x231

¿Cómo reaccionaría si un desconocido llamara a su puerta y le preguntara acerca de su relación con sus padres y su autoestima? ¿Qué ocurre si un amigo cercano le hiciera las mismas preguntas?

Es su trabajo hacer preguntas interesantes, pero primero debe establecer el tipo de relación que permita ese tipo de preguntas desde la perspectiva del joven.

La relación entre el educador y el joven necesita tiempo para desarrollarse. Se necesita desarrollar una confianza, establecer unos límites y garantizarse el respeto. Son demasiados los responsables de las políticas que no reconocen la importancia de dar a esta parte del proceso el tiempo que sea necesario.

La formación que se muestra a continuación proveerá a los formadores con las habilidades iniciales necesarias para abordar con eficacia a los ninis y ofrece también una muestra con dos módulos de formación que han probado su eficacia en el Reino Unido para motivar a los jóvenes ninis para que vuelvan a formarse y trabajar.

next